Noticias: <>Se realizó en Atlixco el Downhill Urbano <>Paran contrataciones en armadora japonesa de Atlixco <>Identifican a asaltante de banco de Apizaco como expolicía de Atlixco <>Saldo blanco tras el sismo registrado en Atlixco, Puebla: CEPCM <>Alcohol y depresión llevan al suicidio a un hombre en Atlixco <>Fallece Raúl López Torres, docente emblemático de Atlixco <>Por juagr con su arma de cargo, un guardia de seguridad privada mató al empleado de una gasolinera <>Calcinado, hallan cadáver de taxista en Atlixco <>En Atlixco, chile en nogada, hasta en recuerdo <>Recibe Atlixco 4 mdp para restaurar presidencia municipal

Buscar

5025577
Hoy
Ayer
Esta semana
Este mes
466
479
945
14179

Protección Civil del Estado de Puebla

En los zapatos del otro…continuación.

¿Se acuerdan que la vez pasada hablábamos de que no es tan fácil tener una discapacidad? También hablamos de ser incluyentes con quienes afrontan alguna, pero ¿A qué me refería con eso?

Me refiero a que, además de ponernos en los zapatos de estas personas respetando los espacios destinados para ellos, también, los incluyamos en actividades diarias, que sean parte de las actividades socioculturales y socioeconómicas del municipio. Es decir, que no  estén condenados a estar encerrados en sus casas.

Regularmente, las familias que tenemos a algún familiar en esta situación procuramos hacer diferentes cosas para que ellos salgan y no caigan en depresiones, padecimiento muy frecuente en estas personas. Recurrimos a instituciones como el Centro de Rehabilitación Integral que se encuentra en la ciudad de Atlixco en donde les enseñan desde actividades que les permitan tratar de ser lo más independientes posible, así también como cursos de superación personal y manejo de autoestima, hasta oficios que puedan aprender para después poder tener un ingreso dentro de sus familias.

Por eso, la propuesta hoy es que si tienes la oportunidad de emplear a alguien con capacidades diferentes en tu hogar o negocio ¡hazlo! No sabes lo bien que se sentirán de ser útiles y tomados en cuenta como cualquier otra persona. O si ves a alguien en estas condiciones que hace alguna artesanía u oficio valóralo y de ser posible no trates de disminuir el costo del objeto o servicio que prestan pues seguramente el esfuerzo de hacerlo bien vale el precio que tenga.

No se trata de ver con lástima a estas personas sino que nuevamente nos pongamos en los zapatos del otro y que veamos que ellos quizá hagan el doble de esfuerzo para una actividad que para ti puede resultar muy sencillo.

Ya por último, recuerda que si quieres ayudar a una persona con capacidades diferentes, a cruzar una calle o levantarse de una silla, debes primero pregúntale si necesitan ayuda, no asumas que quieren ser ayudados. Brindarles esa independencia y preguntarles de forma amable si necesitan la ayuda o no también es parte de incluirlos.

Diana G